19 febrero 2006

El Enigma Sagrado ¿Tuvo descendencia Jesús a través de María Magdalena?

por ALEJANDRO POHLS HERNÁNDEZ
¿Tuvo descendencia Jesús a través de María Magdalena?, ¿Este hijo a su vez se casó con descendientes de la familia real de los francos, generándose así una línea que constituye, hasta nuestros días, el linaje del nazareno y de la auténtica nobleza europea? Esta es la trama básica de un libro que fue un best seller hace más de dos décadas (1982), titulado “El Enigma Sagrado” y escrito por tres investigadores europeos: Baigent, Leigh y Lincoln.

La historia se desarrolla a partir de un hecho aparentemente sin importancia. Antes de la Primera Guerra Mundial, en un pequeño pueblo del Langedoc francés, que en su momento fue un bastión cátaro, llamado “Rennes-le-Chateau”, en donde un cura llamado Berenguer Saunier encontró durante las reparaciones de la fachada del templo, dentro de una columna hueca, varios documentos: un listado de nombres y dos hojas con indicaciones en clave.

La solución del enigma que plantean esas dos hojas conduce a un descubrimiento inesperado que convierte a ese insignificante cura de pueblo en un hombre rico, tanto que su ama de llaves, que le sobrevive, es hallada en posesión de una cantidad enorme de billetes de banco ya caducados, que se queman durante la ocupación alemana. Según los autores, el dinero pudo haber provenido del obispo de la Diócesis, que compró el secreto.

Ese descubrimiento está relacionado con la ubicación de la tumba del hijo de Jesús, que constituiría la prueba irrefutable del hecho central de la trama. Según los autores, el renombrado pintor Nicolás Poussin (1594-1665) habría pertenecido a los privilegiados poseedores del secreto y habría reproducido en su cuadro “Los pastores de la Arcadia”, la tumba y el paisaje del lugar de su ubicación. Sobre la tumba, según el cuadro, figura la misteriosa frase en latín Et in Arcadia Ego, que los autores reordenaron para convertirla en I tego arcana Dei, es decir: “Atrás! Tengo el secreto de Dios”.

Godofredo de Bouillon (1060-1100), conde de Bouillon y duque de la Baja Lorena, cabeza de la primera cruzada que conquistó Jerusalén en el 1099 y se autonombró Rey de Jerusalén sin objeción de Roma ni de los reyes europeos, habría figurado en la lista encontrada por Saunier, por pertenecer al linaje de Jesús.

En la trama del libro, hace llegar el linaje hasta nuestros días con la pretensión de establecer en Europa y en el mundo un reino de paz encabezado por la descendencia del Salvador.

Un libro reciente, titulado El Código Da Vinci, retoma el tema y en una forma novelada presenta la misma historia básica. Este libro actual ha causado sensación, se ha convertido en un best seller y ha conducido a intensas polémicas entre especialistas en los principales países del mundo occidental.

En esencia, el problema estriba en saber esa parte de la vida de Jesús que no figura en los Evangelios y que ha inquietado a la humanidad durante 2000 años: ¿Quién fue Jesús el hombre? No es otra la inquietud en torno a los llamados años oscuros, es decir, a su vida entre los doce y los más de treinta años de edad, que nos indica San Lucas, cuando comienza su ministerio.

¿Tuvo Jesús una vida humana ordinaria, en la que las bodas de Caná fueron sus propias bodas? ¿Correspondió al propio novio producir ese primer milagro de convertir cuatrocientos litros de agua en un sabroso vino? ¿Se trata sólo de un relato simbólico que relaciona el vino con una esencia sagrada? El misterio aún está abierto a discusión y a que se encuentren las pruebas irrefutables de la pretensión de los autores de esos dos libros, que han alcanzado una popularidad inusitada.

1 Comments:

At 2:05 p. m., Anonymous Denisse Pohls said...

Hey!, ya leí tu artículo en blogger. Me parece muy interesante. En este aspecto que mencionas de la vida de Jesús hombre, quisiera agregar que la película de “La última tentación de Cristo”, abunda mucho sobre este tema, y que me ha llamado la atención el reciente descubrimiento (o su publicación, más bien, ya que los descubrieron desde los 70’s) de los evangelios apócrifos, ya que coincide con la película en que Judas no fue un traidor, sino el más fuerte de los apóstoles y que tal vez la muerte de Jesús fue un acto simbólico y no un asunto sagrado.

En lo personal, no creo en la divinidad de Jesús y me parece inútil trazar una “línea de descendencia”, digo, ¿para qué? No parece coincidencia que sean europeos (ingleses, de casualidad?) los investigadores...a lo mejor necesitan justificar el hecho de haber creído en y mantenido una realeza. Francamente, y sin intención de ofender, creo que el asunto de la sangre azul ya ha jodido bastante –ideológicamente- a la humanidad.

Saludos!

Denisse Pohls

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home