28 enero 2006

Todos los caminos que conducen al abandono del tabaco

por Javier Mesa
Retirarse de la adicción requiere una gran fuerza de voluntad y consejo médico, pero existen distintas terapias de apoyo.

El tabaco es nicotina, una droga adictiva que impide a millones de españoles dejar de fumar.

Desde el punto de vista de la salud, los motivos para dejarlo son muy claros, y algunos estudios estiman que una intervención para ayudar a los fumadores a abandonar su hábito podría ahorrar a la sanidad más de 380 millones de euros en 20 años.

Muchos fumadores empiezan cada año con la sana intención de apagar su último cigarrillo, pero el motivo más poderoso para intentarlo es el consejo médico.

Este consejo y una gran fuerza de voluntad pueden bastar, pero a menudo no es suficiente y hay que recurrir a otras vías frente a la adicción.

Una de las más extendidas son las terapias que emplean sustitutos de la nicotina, como chicles, parches, comprimidos o sprays de nicotina. Éstos consiguen tasas de abstinencia superiores al 25% entre los seis meses y el año de tratamiento.

También han demostrado gran efectividad frente al tabaquismo el hidrocloruro de bupropión,un medicamento que llega a simular los efectos de la nicotina.

Dada la importancia del problema, los centros hospitalarios suelen contar con unidades especializadas en el tratamiento del tabaquismo.

En ellas, así como en las clínicas, se ofrecen terapias de apoyo especializadas, que combinan tratamientos farmacológicos con técnicas de apoyo psicológico.

Además, existen vías secundarias como la hipnosis, la acupuntura o las terapias de aversión.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home